fbpx

Descubre la eficacia del bótox como tratamiento para acabar con las arrugas en la zona de los ojos, de la mano de los especialistas de Oftalmedic Salvà en Palma de Mallorca.

¿Patas de gallo? ¿Arrugas en el entrecejo o la frente? El tratamiento con bótox permite eliminar las arrugas en los ojos y la zona periocular, con resultados naturales.

El oftalmólogo experto en oculoplastia es el especialista indicado para el tratamiento de arrugas en los ojos, así como para todos los procedimientos de cirugía plástica ocular. Además de lograr los mejores resultados estéticos, cuenta con un profundo conocimiento de la función y la anatomía del ojo. De este modo, garantiza el cuidado de la salud ocular.

Las arrugas en la zona ocular

Con el paso de los años y a medida que envejecemos la piel va perdiendo flexibilidad y firmeza, y van apareciendo las conocidas como “arrugas de expresión”. En concreto, en el contorno de los ojos, este fenómeno se manifiesta a través de las temidas patas de gallo y de las arrugas que aparecen en la frente y entre las cejas.

La aparición de estos signos de la edad no supone ningún problema de salud. Sin embargo, en muchas ocasiones aporta un aspecto envejecido al rostro que, para muchas personas, es verdaderamente molesto.

Gracias al tratamiento con toxina botulínica, disponible en Oftalmedic Salvà en Palma de Mallorca, es posible acabar con estos problemas estéticos y rejuvenecer la mirada en tan solo unos minutos, sin recurrir a la cirugía.

El tratamiento para las arrugas en los ojos

La aplicación de toxina botulínica (bótox) permite deshacerse de las arrugas del tercio superior del rostro sin recurrir a la cirugía, ofreciendo unos resultados evidentes pero muy naturales.

El tratamiento consiste en la infiltración de un medicamento compuesto por una proteína natural, que inhibe la contracción de los músculos de un modo controlado y temporal. Se aplica en consulta, sin anestesia y de manera rápida, en unos pocos minutos. Con esto, se logra “relajar” el músculo que provoca la aparición de las arrugas en los ojos, lo cual permite restar años a la mirada, pero manteniendo la expresividad facial.

A los pocos días desde la aplicación del bótox ya se pueden apreciar sus efectos, sin embargo, al cabo de unos meses estos desaparecen, devolviendo a la piel su aspecto original. Por este motivo es recomendable repetir su aplicación cada cierto tiempo, siempre con moderación y siguiendo las indicaciones del especialista en cirugía plástica ocular.

Esta técnica, por tanto, devuelve a la piel su firmeza y elimina las arrugas, rejuveneciendo la mirada y el rostro del paciente.

 

Te puede interesar… Más información sobre el tratamiento de arrugas con bótox.

Leave a Reply