Oftalmología pediátrica
Oftalmología Pediátrica

El astigmatismo en niños

El astigmatismo es un defecto de la refracción que provoca una visión borrosa y distorsionada, tanto en la visión cercana como en la lejana, y que se manifiesta cuando las imágenes se enfocan en varios puntos de la retina. Por el contrario, en los ojos emétropes (sin graduación), las imágenes se enfocan en un único punto de la retina.

Las personas que padecen astigmatismo se caracterizan por alteraciones en su curvatura corneal, es decir, su córnea presenta una curvatura irregular, en lugar de ser simétrica.

Hay que prestar especial atención al astigmatismo en el caso de los niños.

Leer más

Esta anomalía visual no siempre se presenta de forma aislada, ya que en muchas ocasiones va asociada a la miopía o hipermetropía.

Al igual que la miopía y la hipermetropía, el astigmatismo puede estar determinado genéticamente. También es posible que se presente tras un traumatismo, lesión o enfermedad, o como secuela de una operación ocular.

El astigmatismo es el tercer problema visual más común entre los españoles (por detrás de la miopía y la presbicia o vista cansada), puesto que más de una cuarta parte de la población lo padece.

OJO NORMAL

globo ocular

ASTIGMATISMO

ojo con astigmatismo

Síntomas del astigmatismo en niños

El principal síntoma del astigmatismo es una visión borrosa y distorsionada de los objetos cercanos y lejanos, así como la dificultad de percibir pequeños detalles a todas las distancias.

Cuando el astigmatismo aparece asociado a la hipermetropía, es habitual que el  niño presente síntomas como fatiga visualenrojecimientopicor y escozor de ojos, mareos o dolor de cabeza ocasional, debido al sobreesfuerzo que realiza el ojo para enfocar las imágenes.

Los síntomas que el paciente puede percibir son diferentes según su edad, tipo de astigmatismo o graduación. Sin embargo, en los casos leves es posible no detectar ninguna señal de astigmatismo.

El astigmatismo en los más pequeños

Es conveniente prestar una especial atención a su calidad visual, ya que un astigmatismo sin corregir podría provocar un problema de ojo vago (ambliopía).

Por ello, es aconsejable realizar una revisión oftalmológica completa a partir de los 3-4 años para detectar o descartar cualquier alteración visual todavía latente. Si existe algún síntoma previo, se recomienda realizar dicha revisión antes de esta edad.

patologías vista miopía infantil

Otras patologías

CATARATA CONGÉNITA
CONJUNTIVITIS
DALTONISMO
DEFECTOS REFRACTIVOS
ESTRABISMO
GLAUCOMA CONGÉNITO
OJO VAGO
PTOSIS PALPEBRAL

SUSCRÍBASE
a nuestra newsletter

Para ser el primero en conocer todas las novedades del grupo Oftalmedic Salvà y promociones exclusivas que puedan ser de su interés.