Oculoplastia

Principales problemas funcionales que resuelve la oculoplastia

Patologías de párpados y lagrimales. En todos los tratamientos de oculoplastia o cirugía plástica ocular se busca la mejora estética del paciente y, lo que es más importante, la recuperación de la función del ojo y de las estructuras anexas mediante la solución quirúrgica o terapéutica más indicada en cada caso.

Patologías de los

PÁRPADOS

Aunque los párpados no forman parte del globo ocular, desempeñan un papel importante en el sistema de la visión ya que cumplen diversas funciones: proteger el ojo, un órgano especialmente sensible, mantener la película lagrimal, que se repone continuamente mediante el parpadeo, repartiendo la lágrima de forma homogénea por toda la superficie ocular, y ayudar a conciliar el sueño. De hecho, gracias al acto reflejo de cerrar los ojos, los párpados impiden que la información del exterior perturbe el descanso.

Ver más
Enfermedades de las

VÍAS LAGRIMALES

Las vías lagrimales son el sistema de drenaje de la lágrima, es decir, su salida natural al exterior del ojo.

La película lagrimal en la superficie de los ojos es un componente indispensable para el mantenimiento de la visión. Si se produce una alteración en la película lagrimal, los pacientes padecen fundamentalmente lagrimeo, aunque también quemazón, irritación o, incluso, visión borrosa.

Ver más
Enfermedades de la

ÓRBITA OCULAR

Se trata de un trastorno autoinmune que afecta en distinto grado a los tejidos de la órbita ocular, que es la cavidad ósea en la cual se inserta el ojo y que va asociado a una disfunción de la glándula tiroidea, fundamentalmente, el hipertiroidismo, aunque no siempre.

Esta enfermedad se caracteriza porque el sistema inmune actúa contra tejidos blandos de la órbita y de la región periorbitaria, como son los músculos extraoculares, los párpados o la grasa localizada detrás del ojo, provocando la inflamación de dichas estructuras.

Ver más