Oftalmología pediátrica
Qué es

PTOSIS PALPEBRAL INFANTIL

La ptosis palpebral es la caída del párpado superior que cubre parcial o totalmente el ojo. Esta alteración de su posición normal puede afectar el campo visual, llegando a interferir seriamente en la visión del paciente. Cuando se produce antes de los 8 años se llama ptosis palpebral infantil.

Este tipo de malposición palpebral en los niños se presenta desde el nacimiento, debido a que suele ser de origen congénito y, habitualmente, se relaciona con un mal desarrollo del músculo que se encarga de elevar el párpado. Por el contrario, en los adultos suele ser adquirida por múltiples causas (edad, traumatismos, problemas funcionales del músculo, etc.).

Existen señales inequívocas en niños que padecen ptosis palpebral como inclinar la cabeza hacia atrás para ver mejor o, incluso, levantar el párpado con sus dedos. En general, se observa una dificultad para que mantengan los ojos abiertos cuando realizan actividades cotidianas como leer, escribir, dibujar, etc.

Tratamiento de la ptosis palpebral infantil

El tratamiento de la ptosis infantil depende esencialmente de la edad del niño y del grado de limitación de su campo visual.

En los casos leves, en los que el párpado no llega a cubrir la pupila, no suele ser necesaria su corrección inmediata. Sin embargo, cuando el párpado llega a impedir por completo la visión, habiendo además riesgo de desarrollar ambliopía debido a que el niño no puede abrir el ojo con normalidad, es necesario acudir a la cirugía lo antes posible y de modo excepcional para asegurar el correcto desarrollo y crecimiento visual. En el resto de los casos, no suele intervenirse antes de los 5 años ya que el niño no es capaz todavía de mostrarse colaborativo en el proceso de evaluación prequirúrgica y las estructuras anatómicas a restaurar están en pleno desarrollo.

La elección de la técnica quirúrgica va a depender de la función del músculo elevador del párpado y su objetivo es lograr que recupere su tono habitual.

Ante la sospecha de cualquier alteración en la posición normal de los párpados en niños, es necesario acudir a un oftalmólogo especialista para que realice la primera valoración de agudeza visual y descarte cualquier anomalía que pueda afectar al aprendizaje de la visión. A partir de esta edad, se aconseja que las revisiones oftalmológicas se repitan cada año.

VER MÁS

Otras patologías

CATARATA CONGÉNITA
CONJUNTIVITIS
DALTONISMO
DEFECTOS REFRACTIVOS
ESTRABISMO
GLAUCOMA CONGÉNITO
OJO VAGO
PTOSIS PALPEBRAL

SUSCRÍBASE
a nuestra newsletter

Para ser el primero en conocer todas las novedades del grupo Oftalmedic Salvà y promociones exclusivas que puedan ser de su interés.