Oculoplastia

Preguntas frecuentes sobre OCULOPLASTIA

Queremos dar respuesta a las preguntas sobre oculoplastia más frecuentes que nos plantean nuestros pacientes sobre los problemas que afectan a la zona alrededor de los ojos y los tratamientos de cirugía plástica ocular que ponemos a su disposición para reparar estas estructuras cuando han sido dañadas y para rejuvenecerlas cuando los signos de la edad empiezan a ser visibles.

1) ¿Por qué es importante acudir a un oftalmólogo especializado en oculoplastia para tratar los problemas que afectan al párpado, vías lagrimales y órbita ocular?

El oftalmólogo que se dedica en exclusiva a tratar el área periocular es el especialista indicado para cuidar esta zona tan delicada del rostro, ya que, además de proporcionar la solución estética más adecuada, aporta un profundo conocimiento de la anatomía ocular y de su funcionalidad en la protección del ojo y la visión. Por esta razón, acudir a un cirujano oculoplástico es fundamental para que los tratamientos de plástica ocular consigan resultados excelentes y seguros para el paciente.

2) ¿Cuál es el tratamiento más indicado para la blefaritis?

El tipo de tratamiento para mantener controlada esta enfermedad crónica dependerá de la gravedad del caso.

En los cuadros más leves, se recomienda realizar una higiene de los párpados muy cuidadosa y de manera regular, a fin de eliminar el exceso de bacterias y de grasa que se acumula en sus bordes. En los más severos, puede requerirse tratamiento tópico con colirios antibióticos y/o antiinflamatorios para paliar las molestias que ocasiona.

En cualquier caso, resulta conveniente tratar este problema de manera adecuada para impedir el desarrollo de otras patologías como el orzuelo y el chalazión.

3) ¿Qué diferencias hay entre un orzuelo y un chalazión?

Estos dos tipos de trastorno en el párpado son muy frecuentes en cualquier grupo de edad.  A menudo se confunden, ya que tienen un aspecto similar. No obstante, su origen y la manera de abordarlos son diferentes.

El orzuelo es un abultamiento pequeño, enrojecido, que suele cursar con dolor y que crece en la base de la pestaña (orzuelo externo) o en el interior del párpado (orzuelo interno). El tratamiento básico en la fase aguda de la infección consiste en adoptar una correcta higiene de los párpados y de las pestañas mediante soluciones jabonosas y aplicar calor. De manera complementaria, el oftalmólogo puede recomendar una pomada antibiótica con corticoide y antiinflamatorios.

El chalazión es una lesión inflamatoria similar a un quiste, de consistencia dura, que aparece en el párpado superior o inferior a consecuencia de la obstrucción de las glándulas de Meibomio, que son unas glándulas sebáceas que se encuentran dentro de los párpados. A diferencia del orzuelo, su origen no es infeccioso y normalmente resulta indoloro al tacto. Los chalaziones suelen resolverse espontáneamente, pero cuando se vuelven recurrentes, el oftalmólogo puede recomendar la aplicación de calor sobre la zona afectada, suplementos alimenticios con omega 3, y tratamientos tópicos antiinflamatorios y antibióticos.

4) ¿Qué ventajas me ofrece la blefaroplastia para poder mejorar mi aspecto?

Además de la corrección por razones cosméticas, es recomendable recurrir a la blefaroplastia cuando la caída excesiva de los párpados superiores llega a interferir en la visión del paciente o cuando las molestias ocasionadas por las bolsas de los ojos causan sequedad o cansancio ocular.

Cuando se presentan este tipo de situaciones, la utilización de esta técnica quirúrgica, que es la más frecuente en oculoplastia, se justifica por razones estrictamente terapéuticas. Al realizarse de forma ambulatoria con anestesia local, facilita la recuperación posterior.

5) Tengo un problema de párpados caídos, ¿cómo puedo solucionarlo?

Esta alteración de la posición normal del párpado, también conocida como ptosis palpebral, se soluciona habitualmente mediante cirugía oculoplástica. En los casos más moderados, el objetivo es tensionar el músculo de elevación del párpado que se encuentra caído, para conseguir la simetría de ambos párpados. Por el contrario, cuando esta patología reviste de mayor gravedad, la técnica quirúrgica se orientará al reposicionamiento y fortalecimiento de dicho músculo elevador.

De este modo, se resuelve un problema que tiene un efecto antiestético de cansancio o sueño, a veces muy pronunciado y también se evita que esta malposición del párpado afecte al campo visual del paciente.

6) ¿En qué consiste la cirugía del pterigion?

Antes de plantearse la opción quirúrgica, el oftalmólogo deberá evaluar cómo evoluciona el crecimiento de este tejido en el ojo (pterigion).

Cuando se encuentra en una fase muy incipiente, se suelen emplear tratamientos para reducir la inflamación y lubricantes que mejoran las sensaciones del paciente. Si el pterigion crece hasta invadir el área de la pupila, comprometiendo la visión del paciente, y le supone molestias estéticas, la cirugía para extirparlo es la solución más indicada.

La cirugía consiste en retirar por completo este tejido patológico y sustituirlo por un autoinjerto de conjuntiva (trasplante de la propia conjuntiva), fijándolo en su mismo lugar mediante suturas absorbibles, o incluso, mediante adhesivos biológicos que eliminan la necesidad de dichas suturas. Este tratamiento es ambulatorio, indoloro y se realiza bajo anestesia local. Al cabo de unas semanas, el aspecto del ojo recupera su normalidad.

7) ¿Cuál es la importancia de las vías lagrimales?

Las vías lagrimales son el sistema de drenaje de la lágrima, es decir, su salida natural al exterior del ojo.

La película lagrimal en la superficie de los ojos es un componente indispensable para el mantenimiento de la visión. Si se produce una alteración en la película lagrimal, los pacientes padecen fundamentalmente lagrimeo, aunque también quemazón, irritación o, incluso, visión borrosa.

8) ¿Qué consecuencias tiene la obstrucción de las vías lagrimales?

Entre las preguntas sobre oculoplastia más frecuentes es sobre la obstrucción de la vía lagrimal, que se manifiesta mediante la dificultad de la eliminación de la lágrima, cuyas funciones de protección, hidratación y lubricación del globo ocular resultan imprescindibles en el sistema visual. Esta dificultad es debida a la alteración en su sistema de drenaje natural.

Los principales síntomas derivados de esta patología son un lagrimeo constante, que puede resultar bastante molesto e incómodo para el paciente en función de la cantidad de lágrima que produzca y del grado de obstrucción de la vía lagrimal, secreción (legañas), enrojecimiento ocular e, incluso, infecciones en el saco lagrimal.

9) ¿Es posible eliminar las arrugas de expresión y lucir un aspecto más rejuvenecido?

Para eliminar de manera satisfactoria las arrugas que se manifiestan en la mitad superior de la cara por la gesticulación y lucir un aspecto más rejuvenecido sin necesidad de cirugía, se puede recurrir al tratamiento con Bótox® (toxina botulínica). Este tratamiento estético permite al paciente recuperar una piel tonificada y tersa, revitalizando la expresión de su rostro.

Una de las preguntas sobre oculoplastia más frecuentes es si se trata de una técnica de aplicación sencilla y efectivamente lo es, además de rápida y sin necesidad de anestesia. Se realiza en la consulta mediante la inyección de un medicamento compuesto por una proteína natural, que actúa inhibiendo la contracción muscular de manera controlada y temporal. Mediante la relajación del músculo tratado se consigue reducir la aparición de las arrugas que suman años a la mirada, al tiempo que se conserva la expresividad facial.

10) ¿Es permanente el resultado del Bótox?

Los resultados de la infiltración de bótox se hacen evidentes a los pocos días y se mantienen durante unos meses. Transcurrido este tiempo, la piel vuelve a su estado original. Por esta razón, se recomienda repetir su aplicación, siempre con moderación, y atendiendo a las indicaciones del oftalmólogo especializado en oculoplastia.