Equipo de optometría oftalmológica

En la actualidad, la figura del óptico-optometrista desempeña un papel fundamental en una clínica oftalmológica por su estrecha colaboración con el oftalmólogo.

La Oftalmología es una disciplina médica dedicada a la salud ocular que cuenta con diversas áreas de especialización. Por esta razón, las funciones de ambos profesionales están claramente diferenciadas, así como la formación académica que les capacita para poder ejercerlas.

Diferencias entre el oftalmólogo y el óptico-optometrista

El médico oftalmólogo está especializado en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los ojos. En general, puede atender cualquier problema relacionado con la visión.

Por su parte, el optometrista es un profesional sanitario graduado en Óptica y Optometría que realiza exámenes de la función visual para detectar y tratar posibles anomalías visuales. Por ejemplo, en el caso de los defectos refractivos, el óptico-optometrista los detecta y corrige mediante la adaptación de gafas o lentes de contacto.

No obstante, estas anomalías de la visión no siempre responden a una patología ocular ni a un error de la refracción, sino que pueden tener su origen en problemas de funcionalidad eficacia visual. Es el caso de problemas con la capacidad para realizar los movimientos oculares, para enfocar y desenfocar o para coordinar ambos ojos de manera simultánea. En este campo la terapia visual resulta de gran utilidad para mejorar el rendimiento de las habilidades visuales.

El óptico-optometrista en una clínica oftalmológica

Los conocimientos en el campo de la Óptica tienen diversas aplicaciones en la Oftalmología. Por este motivo, muchas clínicas oftalmológicas están apostando por la multidisciplinariedad de sus equipos, donde la presencia de ópticos-optometristas es cada vez más frecuente. Entre las principales tareas que realiza un optometrista en coordinación con el oftalmólogo cabe destacar:

  • Pruebas diagnósticas para valorar la calidad visual del paciente antes de pasar a la consulta con el oftalmólogo.
  • Estudios preoperatorios y pruebas postoperatorias.
  • Cálculo de parámetros a través de sistemas ópticos avanzados necesarias en la labor quirúrgica del oftalmólogo.