fbpx

La presidenta de la Fundació Deixalles, Francesca Martí, y el presidente de la Fundación Bona Llum Oftalmedic, Jaime Bauzá, han presentado un acuerdo de colaboración.  Dicha colaboración se enmarca en la campaña «Una Mirada Nueva» que Bona Llum Oftalmedic lleva a cabo de manera continuada. El convenio suscrito por ambas entidades, patrocinado por Endesa, tiene como objetivo  recoger las gafas que ya no se utilizan y darles un segundo uso. Posteriormente, una vez reparadas, se entregan a los colectivos más desfavorecidos, principalmente de América Latina y África.

En base a este acuerdo de colaboración, Deixalles colocará en cada uno de sus centros de Mallorca puntos de recogida de gafas usadas. Asimismo, Bona Llum Oftalmedic hará una revisión anual de la vista a las personas que participan en los programas de Deixalles y a sus familias.

Un objetivo compartido

Estas acciones se enmarcan en el compromiso decidido que estas instituciones mantienen por mejorar la calidad de vida de las personas con menos recursos.

La Fundació Deixalles tiene como objetivo fundamental la formación y capacitación sociolaboral de personas en riesgo o en situación de exclusión. De este modo, se les brinda la posibilidad de  conseguir una oportunidad laboral digna que les permita un desarrollo integral como ciudadanos. Esto se realiza mediante los itinerarios individualizados que las personas realizan en los talleres de recogida y reciclaje y reutilización de residuos que desarrolla la Fundació.

La Fundació Bona Llum Oftalmedic es una entidad sin ánimo de lucro que nace en 1998 bajo el auspicio de Oftalmedic Salvà (antes Centro Ocular Oftalmedic), con el propósito de hacer llegar la asistencia sanitaria a pacientes con enfermedades visuales que no tienen recursos propios. Por otra parte, también se ocupa de promover y concienciar a la población sobre la importancia de prevenir la ceguera y, en general, de diagnosticar y tratar a tiempo las enfermedades oculares.