fbpx

El equipo de Oftalmología Pediátrica de Oftalmedic Salvà, en Palma de Mallorca, advierte de la importancia de detectar la hipermetropía en niños lo antes posible.

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es un defecto de refracción que hace que los objetos no se enfoquen correctamente en la retina y, por tanto, que se perciban borrosos.

Concretamente, es una alteración en la forma del ojo la que evita el correcto enfoque. La hipermetropía se presenta en personas con los ojos demasiado pequeños o con la córnea muy plana. Esto hace que las imágenes no se proyecten adecuadamente porque se enfocan por detrás de la retina, y no directamente sobre ella.

La hipermetropía afecta a la visión cercana. Sin embargo, en casos más graves puede afectar también a la lejana.

¿Cómo saber si mi hijo tiene hipermetropía?

La hipermetropía en niños se manifiesta principalmente con una mala visión de cerca. Para saber si nuestros hijos no ven adecuadamente a distancias cortas, podemos estar atentos a algunas señales, como:

  • Sufren dificultades en la lectura o en las tareas escolares.
  • Son frecuentes los tropiezos o el cálculo incorrecto de las distancias.
  • El niño frunce el ceño o gira la cabeza para fijar la vista.

¡Pero ojo! Hay que tener especial cuidado con la hipermetropía y los más pequeños. Ya que si la graduación no es muy alta puede que no manifiesten esta falta de agudeza visual. Esto ocurre porque la compensan mediante la acomodación: los músculos ciliares, que rodean el cristalino, se contraen y cambian la forma de este con tal de formar una imagen nítida en la retina. Este esfuerzo constante por compensar el defecto refractivo puede provocar otros síntomas a los cuales debemos estar atentos, como:

  • Cansancio o fatiga visual.
  • Picor de ojos.
  • Dolor de cabeza.

Es muy importante detectar la hipermetropía de forma precoz en los niños y corregirla. Para ello, aunque no se haya detectado ningún síntoma, son imprescindibles las revisiones oftalmológicas completas y periódicas.

¿Se puede corregir la hipermetropía en niños?

Sí se puede corregir la hipermetropía en niños, de hecho, es de vital importancia hacerlo lo antes posible. Esta corrección se realiza a través de gafas, las cuales compensan el defecto de refracción y les ofrecen una correcta visión sin forzar las estructuras oculares.

Cuando nacemos nuestros ojos son inmaduros, y hasta los 7 u 8 años se encuentran en continuo desarrollo. Por ello es muy importante corregir la hipermetropía (o cualquier otro problema ocular) antes de esta edad, para evitar que llegue a afectar a su desarrollo ocular, así como al académico (el 30% del fracaso escolar en niños puede asociarse a problemas visuales sin diagnosticar) y al personal.

El problema es que la hipermetropía en niños no siempre es fácil detectar. Por este motivo, los especialistas de Oftalmedic Salvà recomiendan adelantarse y realizar revisiones rutinarias desde los primeros años de vida. En estas revisiones se les realizarán unas pruebas de agudeza visual con tal de descartar problemas oculares y, en caso de hallarlos, tratarlos a tiempo.

calendario revisiones oculares niños

 

También te puede interesar… Señales de un correcto desarrollo visual en niños.

Leave a Reply