fbpx

Fundació Bona Llum Oftalmedic organizó la “Jornada Solidaria 2015” en Clínica Salvà con la asistencia de unas 50 personas de diversas entidades sociales. En el evento intervinieron Antonio Sorá, vicepresidente del Consejo Territorial de la ONCE en Baleares , y Catalina Cunill, presidenta de Zaqueo.

Sorá expuso el trabajo que realiza actualmente su organización y las posibles vías de colaboración con Bona Llum Oftalmedic. Por su parte, Catalina Cunill, mostró la labor Zaqueo, un comedor social que ha llegado a alimentar a más de 300 personas en un mismo día. El vicepresidente de la Fundación, Bartolomé Camps, presentó la actividad anual de la organización. Además, señaló que durante este año la Fundación continúa dedicando sus esfuerzos a sus tres principales programas: La Mirada Local, La Mirada Exterior y Una Mirada Nueva.

Durante el acto, los miembros de Fundació Bona Llum Oftalmedic aprovecharon para agradecer el apoyo constante de Endesa y La Caixa como entidades colaboradoras, y el de todos los voluntarios que trabajan para que sus proyectos cobren vida.

Tres proyectos destacados de Bona Llum Oftalmedic

Cabe destacar que el desarrollo de estos proyectos es posible gracias al apoyo que ofrece el grupo Oftalmedic Salvà.

El proyecto «La Mirada Local» proporciona cobertura oftalmológica a personas sin recursos económicos o sin asistencia sanitaria. Sobre «La Mirada Exterior», se compone de una serie de proyectos de cooperación internacional, en los cuales se revisan y atienden las necesidades visuales del tercer mundo. Guatemala, Perú y Etiopía son algunas de las zonas hasta donde se ha desplazado la Fundació Bona Llum Oftalmedic. Finalmente, «Una Mirada Nueva» consiste en la recogida y reciclaje de gafas usadas. El objetivo de este proyecto es dar un segundo uso a las gafas que ya no son de utilidad a sus propietarios. Tras un proceso exhaustivo de selección, clasificación y reparación, se distribuyen entre las poblaciones de zonas deprimidas del mundo. Bartolomé Camps destacó en la jornada la gran acogida y el éxito de este programa.

Tras un reconocimiento póstumo al que fue tesorero de la Fundación durante casi 20 años, Bernat Nadal, la presidenta de la entidad, Elena Palomeque, clausuró el acto haciendo entrega de unas placas de agradecimiento a Catalina Cunill y a Antoni Sorá por su participación.