Unidad de retina
Qué es

Desprendimiento de vítreo posterior

Es un proceso fisiológico relacionado con el envejecimiento del ojo que ocurre cuando el humor vítreo, que es el gel transparente que rellena el globo ocular, modifica su consistencia de modo que unas zonas se licuan y otras se condensan. Con el paso del tiempo, el vítreo se va degradando de forma natural, ocasionando que la hialoides, membrana que lo envuelve, se separe de forma espontánea de sus puntos de fijación en la retina.

Entre las causas que pueden ocasionar la aparición de un desprendimiento de vítreo posterior, además de la edad avanzada (es más frecuente alrededor de los 60 años), se encuentran la miopía elevada, traumatismos o procesos inflamatorios oculares.

oftalmedic. clínica, salva, vítreo

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes cuando se desprende el vítreo son la visión repentina de multitud de manchas oscuras que el paciente percibe en forma de telaraña o red y que se desplazan de un lugar a otro acompañando el movimiento de los ojos.

Hay pacientes que también describen la aparición de destellos de luz (fotopsias) a un lado del campo visual, principalmente de noche o en condiciones de baja luminosidad, así como cierta disminución visual.

A diferencia del desprendimiento de vítreo, el paciente que padece moscas volantes (miodesopsias) debe saber que el principal síntoma para identificarlas es la visión de pequeñas manchas flotantes, translúcidas, que se manifiestan desde hace tiempo sin sufrir ningún cambio en su forma de presentación. Siempre que se detecten a tiempo, no constituyen una urgencia.

No obstante, si el paciente nota un aumento repentino en el tamaño y cantidad de cuerpos flotantes que puede ir acompañado de la aparición de destellos luminosos, conviene que acuda al oftalmólogo para una valoración que descarte un desprendimiento de retina o lesiones similares.

REVISIONES

Aunque el desprendimiento de vítreo suele transcurrir habitualmente sin incidencias, excepcionalmente puede suceder que, cuando la hialoides se separa de la retina, cause un desgarro con un sangrado leve (hemorragia vítrea), e incluso, evolucione hasta un desprendimiento de retina.

Generalmente, el desprendimiento de vítreo no requiere tratamiento. No obstante, es muy importante realizar revisiones oftalmológicas periódicas para que el especialista pueda detectar a tiempo posibles casos de separación del vítreo y comprobar que la retina del paciente no resulte dañada, ni su visión, afectada de manera significativa. Por otra parte, en aquellos pacientes que tienen antecedentes de haber sufrido desgarros de retina durante el desprendimiento del vítreo en uno de sus ojos, es recomendable vigilar la aparición de sintomatología en el otro, ya que el riesgo de que se reproduzca esta lesión es elevado.

SUSCRÍBASE

a nuestra newsletter

Para ser el primero en conocer todas las novedades del grupo Oftalmedic Salvà y promociones exclusivas que puedan ser de su interés.

Otras patologías

DESPRENDIMIENTO DE RETINA
DESPRENDIMIENTO DE VÍTREO
MIOPÍA MAGNA
PATOLOGÍA MÁCULA
RETINOPATÍA DIABÉTICA
RETINOSIS PIGMENTARIA
OCLUSIONES VENOSAS