Superficie ocular y córnea
Qué es

Ojo seco

El Síndrome del Ojo Seco es una patología que afecta a la córnea y la conjuntiva por la falta de lágrima o por la mala calidad de ésta, lo que impide la correcta protección de la superficie ocular.

El avance de la edad, los cambios hormonales o el exceso de tiempo frente a las pantallas son algunas de las causas que propician su aparición. Su prevalencia aumenta con la edad y es más frecuente en mujeres.

Algunos de los factores que pueden propiciar su aparición son:

  • Menor secreción de lágrimas a consecuencia de la edad.
  • Cambios hormonales en mujeres.
  • Uso de lentes de contacto.
  • Consumo de determinados medicamentos como antihistamínicos o ansiolíticos.
  • Otras afecciones oculares como conjuntivitis o queratitis vírica.
  • Exposición continuada a dispositivos electrónicos, que reduce el número de parpadeos por minuto e impide la correcta lubricación del ojo

Leer más

Los síntomas pueden ser muy molestos para los pacientes, llegando a interferir en sus actividades cotidianas. Estos síntomas varían, aunque los más frecuentes son irritación y escozor, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño o “arenilla”, visión borrosa, etc.

El ojo seco puede provocar problemas más graves como queratitis o úlceras en la córnea.

Tratamiento

La enfermedad del ojo seco no tiene cura, pero se debe controlar con el objetivo de recuperar la homeostasis de la película lagrimal.

Las medidas recomendadas son:

  • El uso de lágrimas artificiales (actualmente, cerca del 20% de la población las utiliza asiduamente).
  • Mantener una adecuada higiene palpebral (de los párpados) con agua y un jabón neutro.

En los casos más severos está indicado el uso de tratamientos tópicos como el suero autólogo (preparado biológico a partir de la sangre para el tratamiento de patologías que afectan al epitelio ocular) o el colirio de Plasma Rico en Factores de Crecimiento.

En los últimos años se ha ido un paso más allá para combatir esta patología que, en ocasiones se presenta asociada a la blefaritis, a través de tratamientos específicos como la Blefarolimpieza Exfoliante.

Este tratamiento consiste en realizar un masaje circular alrededor de los párpados y las pestañas mediante una micro-esponja con medicamento para eliminar el exceso de residuos bacterianos, la costra y la suciedad que se haya acumulado en la zona.

Esta técnica es rápida, indolora y tan solo requiere la aplicación de una gota de anestesia en cada ojo antes de iniciar el tratamiento para mayor comodidad del paciente. Sus efectos contra la blefaritis son inmediatos y, a medio plazo, también disminuyen las molestias del ojo seco, al reanudarse la producción normal de lágrimas. Además, ayuda a mantener esta enfermedad crónica controlada y a evitar posibles complicaciones, mejorando en gran medida la calidad de vida del paciente.

VER MÁS

Tratamiento personalizado para el Ojo Seco

El colirio de Plasma Rico en Factores de Crecimiento mejora la superficie ocular y reduce los síntomas del Síndrome del Ojo Seco. La producción de este colirio personalizado que contiene los anticuerpos de cada paciente se realiza mediante la tecnología Endoret ®. Se trata de una tecnología biomédica dirigida a estimular la regeneración de los tejidos mediante la aplicación de los factores de crecimiento.

Cabe recordar que la lágrima es una sustancia orgánica que juega un papel esencial en el mantenimiento del epitelio corneal sano, debido a que contiene un componente que estimula la regeneración tisular (de los tejidos) conocido como “factores de crecimiento”. El hecho de que la concentración de este componente en la sangre sea mucho mayor de la que se da en las lágrimas naturales contribuye a su efectividad para el tratamiento de esta enfermedad común. Esta circunstancia garantiza su biocompatibilidad y lo convierte en el líquido más parecido a la lágrima natural.

La preparación de este colirio se basa en separar el plasma rico en factores de crecimiento a partir de la muestra de sangre extraída al paciente.

En caso de que estos tratamientos no consigan los resultados esperados, el oftalmólogo puede estudiar otras estrategias quirúrgicas reservadas para los casos más severos.

Para prevenir la aparición de esta afección ocular conviene evitar ambientes muy secos, cerrados o con humo, frotarse los ojos, así como la ingesta excesiva de fritos y carne roja. Por el contrario, es recomendable usar con frecuencia lágrimas artificiales, mantener una buena higiene ocular, protegerse de las radiaciones solares con gafas de sol homologadas y seguir una dieta rica en ácidos grasos omega-3.

La detección y el tratamiento precoz del Síndrome del Ojo Seco son esenciales para el control y la prevención del daño ocular. Por ello, ante cualquier molestia o síntoma es muy importante acudir inmediatamente al oftalmólogo.

Otras patologías

CONJUNTIVITIS
OJO SECO
PTERIGION Y PINGUÉCULA
QUERATOCONO
QUERATITIS
ÚLCERA CORNEAL

SUSCRÍBASE
a nuestra newsletter

Para ser el primero en conocer todas las novedades del grupo Oftalmedic Salvà y promociones exclusivas que puedan ser de su interés.