Cataratas

Preguntas frecuentes sobre CATARATAS

Queremos dar respuesta a las preguntas más frecuentes que nos plantean nuestros pacientes sobre las cataratas que padecen y sobre los tratamientos que ponemos a su disposición para solucionarlas.

1) ¿Es posible prevenir la aparición de las cataratas?

La aparición de las cataratas no se puede prevenir, ni tampoco retrasar o detener su desarrollo, ya que suelen estar asociadas al envejecimiento natural del ojo. Por esta razón, necesariamente avanzarán con el paso del tiempo, produciendo un deterioro progresivo en la calidad de visión de quien las padece.

2) ¿A qué edad se suele padecer cataratas?

Por lo general, una vez superados los 60 años. No obstante, también pueden aparecer a partir de los 50 años. En particular, esta afección visual tan generalizada puede presentarse de forma más temprana en pacientes miopes, sobre todo, si tienen altas graduaciones.

3) Si ya me han diagnosticado cataratas, ¿es necesario operarme?

La catarata va a evolucionar inevitablemente con el paso del tiempo a un ritmo de desarrollo que es diferente en cada persona, por lo que es aconsejable un seguimiento periódico. A medida que avance la catarata notará que su visión se hace menos nítida, hasta que llegue un punto en que se sienta limitado para seguir con sus rutinas diarias. Es entonces cuando el oftalmólogo debe valorar el momento óptimo para su intervención, dependiendo del grado de su catarata.

4) ¿Cuál es el tratamiento más avanzado para las cataratas?

Actualmente, el tratamiento de cataratas con láser de femtosegundo que ofrece en exclusiva Oftalmedic Salvà en Baleares es la tecnología más avanzada para resolver este problema visual. La gran diferencia respecto a la cirugía tradicional, que es la facoemulsificación con ultrasonidos, es que el láser de femtosegundo permite mecanizar las fases más relevantes de este procedimiento quirúrgico que, hasta el momento, realizaba el cirujano de forma manual. De este modo, se garantiza la máxima seguridad, precisión y rapidez en el tratamiento.

5) Si además de cataratas, tengo vista cansada ¿se pueden solucionar ambos problemas en la misma intervención?

Sí. Hoy es posible gracias al implante de lentes intraoculares de última generación que sustituyen el cristalino que ha perdido su transparencia natural (opacificado) y que realizan la misma función. Se trata de lentes multifocales que están diseñadas para proporcionar al paciente una buena visión a todas las distancias (cercana, intermedia y lejana), sin necesidad de utilizar gafas, gracias a sus tres puntos de enfoque.

6) ¿Es dolorosa la operación?

El paciente puede percibir cierta sensación de presión en el ojo durante la intervención, pero es indolora ya que se aplica anestesia tópica en forma de gotas al inicio.

7) ¿Es necesario que me quede ingresado después de la operación?

No es preciso ingreso hospitalario. Esta operación es de carácter ambulatorio y, por tanto, el paciente puede regresar a casa el mismo día por su propio pie, después de mantener una consulta de revisión con su cirujano.

8) ¿Cuándo puedo retomar mis actividades cotidianas?

En Oftalmedic Salvà se opera primero un ojo y, en un plazo aproximado de una semana, el otro. Normalmente, entre dos y tres días después de la intervención, el paciente ya puede recuperar progresivamente su vida normal. En los días posteriores, debe evitar cualquier sobreesfuerzo y seguir las indicaciones y el tratamiento de colirios que le prescriba su oftalmólogo. El especialista seguirá la evolución de su recuperación visual en las consultas posoperatorias establecidas, hasta que determine el momento adecuado para dar el alta.

9) ¿Es definitivo el tratamiento de cataratas?

Sí, puesto que en la operación se extrae la catarata, es decir, el cristalino que ha perdido su transparencia natural, y se sustituye por una lente artificial que realizará a partir de ahora su misma función.

10) ¿Pueden producirme molestias las lentes intraoculares?

Las lentes intraoculares actuales están diseñadas para proporcionar la máxima estabilidad, una vez implantadas en el ojo del paciente, por lo que no es previsible que le causen ninguna incomodidad. Hay casos en los que la lente puede “ensuciarse” al cabo de unos meses, o incluso, años después de la operación, afectando de forma progresiva a la nitidez de su visión. Cuando esto ocurre, está indicado un tratamiento específico para limpiar la lente mediante un tipo de láser llamado Neomidio-YAG, que permite solucionarlo de forma ambulatoria, efectiva, rápida e indolora para el paciente.